¡Maravillosa Mamatina! Como parte de la familia, experiencia, confianza y sentido común. Al principio no sabíamos si queríamos llevar al peque a la guarde o esperar un año más. Preguntamos a vecinos y nos hablaron TAN bien de ellos que nos animamos, y fue una acertada decisión. Poco a poco nos dimos cuenta de que muchísimos niños del barrio han ido ahí desde hace muchos años, y todo el mundo habla muy bien. Tratan a los niños de maravilla, con gran cariño y creatividad, y desde luego si tenemos más hijos los llevaremos ahí. Comunicación excelente, disponibles por Whatsapp al momento día (¡y casi noche!) y un gesto muy bonito en estos tiempos de “distancia social”: nos mandan casi a diario fotos, videos y reportajes de lo que hacen los niños, actividades para hacer durante las vacaciones, etc. Además, hay una muy buena comunidad de familias (padres de otr@s niñ@s) alrededor, muchos nos encontramos en el parque de al lado por las tardes, etc.